miércoles, 23 de septiembre de 2015

PASTA FRESCA AL HUEVO a la piamontesa

















Nada tiene que ver la pasta fresca, hecha en casa, con la industrial o la seca que venden en los supermercados. Es más sabrosa y delicada y además puedes hacerla de diferentes sabores y colores usando remolacha, espinacas, tomate, tinta de calamar...

Lo que más me gusta de la pasta fresca es que coge mucho mejor los sabores de la salsa que la acompaña.

En esta ocasión hice pasta fresca al huevo con salsa piamontesa.

No voy a negar que da más trabajo que abrir un simple paquete comprado, pero no es nada difícil y lo mejor, aunque parezca lo contrario, no se mancha prácticamente nada. Tampoco es esencial tener máquina para hacer pasta, se puede hacer perfectamente a mano.

INGREDIENTES

para 6 personas (unos 60 gr de pasta por persona)
200 gr de harina de fuerza
2 huevos
2 yemas
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de sal

  • Hacemos un volcán en la encimera con gran parte de la harina, reservando una poca para el final. Dependiendo del tipo de harina necesitaremos más o menos.
  • Añadimos el resto de ingredientes y vamos mezclando. Yo primero me ayudo de un tenedor y voy batiendo los ingredientes dentro del volcán, añadiendo poco a poco la harina. 
                                     

  • Por último amasamos con las manos hasta que se despegue totalmente de los dedos, añadiendo el resto de la harina si fuese necesario. Tiene que quedar una masa lisa y elástica sin grumos. 

  •        

  • Dejamos reposar envuelta en film a temperatura ambiente una media hora.
  • Una vez reposada, el gluten habrá hecho su función y podremos estirarla sin problema. Si notásemos resistencia al estirarla, lo conveniente es dejarla reposar un poco más.
  • Estiramos, enharinando la encimera y el rodillo, hasta tener una lámina fina. Este paso también lo podemos hacer con la máquina de pasta empezando por los rodillos lo más separados e ir cerrando poco a poco hasta conseguir el grosor deseado (nos 2 milímetros).











                    


  • Por último damos la forma: cuadrados para hacer canelones, rectángulos si es para hacer placas de lasagna, raviolis, lazos, tallarines... Igualmente podemos usar las máquinas especiales.
  • Para hacerlas a mano, enrollamos la masa desde los extremos hasta que se encuentren en el medio, enharinando siempre para que no se peguen, y después cortamos con un cuchillo, dando el grosor que más nos guste, teniendo en cuenta que crecen un poco al cocer. 
        
  • Desenrollamos, dejamos secar colgados (yo uso una percha) unos minutos, cocemos 3 o 4 minutos, añadimos la salsa y... A COMER!!!

         

Si no la vamos a usar en el momento podemos congelarla. Yo, en este caso, en vez de colgarla de la percha, la seco hecha nidos. Una vez seca la envuelvo en film y al congelador!!

Para la salsa PIAMONTESA

500 gr de champiñones frescos
1/2 l de salsa de tomate casera*
3 dientes de ajo
aceite de oliva virgen extra
perejil
sal
pimienta

  • Rehogamos el ajo bien picado en el aceite sin llegar a dorar.
  • Añadimos los champiñones, la pimienta y el perejil y dejamos cocinar bien.
  • Incorporamos la salsa de tomate, rectificamos de sal y dejamos cocer todo junto unos minutos para que se mezclen bien los sabores.
  • Mezclamos con la pasta y servimos... y A DISFRUTAR!!

        

*Para la salsa de tomate

1 kg de tomate triturado natural
1 cebolla grande
1 diente de ajo
orégano
sal
azúcar
Aceite de oliva virgen extra

  • Rehogamos la cebolla y el ajo en el aceite. 
  • Cuando esté bien blandita añadimos el tomate y el orégano y trituramos todo (lo hacemos en este paso, ya que si trituramos cuando se haya cocinado el tomate, la salsa cambiará de color y se volverá naranja).
  • Dejamos cocer todo 20 -30 minutos y rectificamos de sal. 
  • Seguramente tengamos que añadir un poquito de azúcar para eliminar la acidez que dan los tomates.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario